Se imponen las cláusulas abusivas del alquiler

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El miedo a la ocupación y al impago es la principal causa del incremento de estas condiciones, según la mayoría de las inmobiliarias consultadas

Como nos cuenta El Pais en su artículo, buscar un piso es una aventura burocrática de grandes obstáculos. Los inquilinos, la mayoría jóvenes, se enfrentan cada vez más a nuevas cláusulas de alquiler en sus contratos: más de tres meses de fianza, mes de agencia, seguros de impago, avales bancarios, declaraciones de la renta, nóminas con un mínimo de 1.300 euros, movimientos bancarios en sus cuentas…

En Idealista, por ejemplo, se encuentran numerosos casos con una búsqueda rápida. El Grupo Inmobiliario Alquila cuenta con 76 anuncios en el portal donde todos los anuncios cuentan con este párrafo: “Nuestras condiciones son: un mes de fianza, un mes de depósito de garantías, un mes de honorarios y el mes corriente. Tanto la fianza como las garantías se devuelven a la finalización del contrato. Pedimos contrato de trabajo y nóminas”. Un ejemplo. Por un piso de 58 metros cuadrados de una habitación en Puente de Vallecas (Madrid), a siete paradas de metro de la Puerta del Sol, se piden 750 euros. El inquilino tendrá que soltar de golpe 3.000 euros si quiere el inmueble.

Más de una docena de inmobiliarias consultadas cuentan que estas nuevas cláusulas adicionales se incrementan si, sobre todo, los inquilinos son estudiantes. “El tema de la ocupación”, observa un portavoz de la agencia Duomo de Lavapiés, “ha hecho que los propietarios estén mucho más alerta. Hay demasiada publicidad con respecto al impago. Estas cláusulas se imponen mayoritariamente en las zonas más humildes de la ciudad”.

Más casos. La inmobiliaria Red Piso, con más de 3.000 anuncios en Idealista, expone en algunos: “Los requisitos son el contrato de trabajo, tres últimas nóminas, mes corriente, mes de fianza, mes de depósito y mes de agencia”. Así, decenas y decenas de pisos de más inmobiliarias. “Yo recomiendo a los propietarios que paguen un seguro y exijan menos meses de fianza. Así se está más cubierto que si piden 5.000 euros de golpe”, explica un trabajador de Red Piso en la Puerta del Sol. “Hay muchísimo miedo al impago. Un inquilino malo te puede arruinar la vida”. La tasa de morosidad del alquiler aumentó un 70% por la pandemia, según el último estudio del Fichero de Inquilinos Morosos de 2020.

En el teléfono del sindicato de inquilinos de alquiler esto es el pan de cada día. “No se pueden pedir más de un mes de fianza”, explica Fernando Bardera, portavoz del sindicato. “Estas cláusulas abusivas se amparan en el desconocimiento general. Si te piden cuatro meses, en realidad se lo están quedando. El artículo 20 de la Ley de Arrendamientos Urbanos dice que el valor de estas garantías adicionales no podrán exceder nunca más de dos mensualidades de renta. “Cuando esto se pide al inquilino siempre recomendamos exigir una hoja de reclamaciones y llevarla al Instituto de Consumo”, incide Bardera. “Esto es como si te piden el impuesto del ladrillo, que no existe. Se aprovechan del desconocimiento del inquilino y si cuela, cuela”.

En Finaer trabajamos para que estas fianzas adicionales no existan, contratando una garantía, tanto el propietario como el inquilino pueden contar con la tranquilidad de que ante cualquier eventualidad, Finaer se ocupará de todo, desde cualquier gestión legal, el pago de las mensualidades y suministros, hasta la restitución del inmueble.

Ofrecemos así la oportunidad de acceder a mayor cantidad de oferta inmobiliaria, con un menor desembolso inicial, sin necesidad de fianzas adicionales.

Nuestra labor es facilitar el acceso al alquiler a Profesionales, Ejecutivos, Estudiantes, trabajadores que presenten ingresos ya sea en España como también en el Extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *